APRENDER LO INEXPLICABLE: LA MEMORIA IMPLÍCITA PRIMERA PARTE

El aprendizaje, como hemos dicho, es un proceso cerebral que involucra mecanismos perceptivos y asociativos o relacionales. Las formas de aprendizaje complejo se basan en otras básicas o en combinaciones de ellas.

Muchas de esas formas básicas dan lugar a memorias implícitas, también llamadas procedimentales. Memoria implícita son los recuerdos básicamente inconscientes en que se basan nuestros hábitos perceptivos y motores. La memoria implícita se forma a partir de tipos de aprendizaje filogenéticamente antiguos, estrechamente ligados a las condiciones particulares de adaptación y supervivencia de cada especie. Memoria implícita es ese tipo de memoria que hace que dejemos de sobrecogernos cuando oímos ruidos intensos con los que ya estamos familiarizados (habituación), salivar ante la presencia de una comida apetitosa (condicionamiento clásico), comportarnos rutinariamente de forma socialmente aceptada (condicionamiento instrumental), reconocer inmediatamente a nuestros familiares y amigos (aprendizaje perceptivo) o montar en bicicleta (aprendizaje motor). Es, por tanto, el tipo de aprendizaje y
memoria sobre cómo se hacen las cosas que solemos hacer. Su expresión es en gran medida automática y difícil de verbalizar. Generalmente es una memoria fiel, rígida y duradera, que se adquiere gradualmente y se
perfecciona con la práctica. Una excepción son las memorias de las situaciones con alto contenido emocional, que pueden ser adquiridas y formadas muy rápidamente, con una sola experiencia. Muchos no olvidarán nunca el momento y lugar o situación en que recibieron la noticia del colapso de las torres gemelas de Nueva York, la primera vez que vieron a su hijo recién nacido u otras primeras veces.

Otra característica de las memorias implícitas son las predisposiciones biológicas de cada especie animal y de cada persona para adquirirlas.

Prácticamente todas las formas de aprendizaje que dan lugar a memoria implícita están condicionadas por grados más o menos específicos de plasticidad cerebral. Hay muchos ejemplos. Las abejas son animales
especialmente capaces de establecer asociaciones con colores y olores, los pájaros que anidan tienen una excelente memoria espacial, las ratas son animales bien adaptados al aprendizaje en laberintos, los primates han desarrollado habilidades especiales para el aprendizaje de naturaleza social y, entre estos últimos, los humanos son especialmente capaces de reconocer voces y rostros. En humanos encontramos además diferencias de género y entre individuos. Las mujeres, por término medio, tienen capacidades
analíticas superiores a las de los varones, quienes, a su vez, por término medio, superan a aquellas en habilidades espaciales. Es obvio, por otro lado, que diferentes individuos de uno y otro sexo heredan predisposiciones que les capacitan para desarrollar mejor determinados tipos de aprendizaje. Ni que
decir tiene, lo importante que son también las predisposiciones de origen ambiental, educativas y sociales.

APRENDER LO EXPLICABLE: LA MEMORIA EXPLÍCITA

La Memoria explícita, por su parte, son los recuerdos deliberados y conscientes que tenemos sobre nuestro conocimiento del mundo o sobre nuestras experiencias personales. Es el almacenamiento cerebral de hechos
(memoria semántica) y eventos autobiográficos (memoria episódica). Se expresa conscientemente y es fácil de declarar verbalmente o por escrito, lo que le ha valido también, en humanos, el nombre de memoria declarativa. A diferencia de la implícita, este tipo de memoria puede adquirirse en uno o pocos ensayos y tiene como destacada particularidad el poder expresarse en situaciones y modos diferentes a los del aprendizaje original, es decir, es una memoria de expresión flexible, promiscua y cambiante. Es la memoria
correspondiente al llamado aprendizaje relacional, una forma evolucionada de aprendizaje que nos permite comparar y adquirir información sobre gentes, lugares, cosas y circunstancias complejas, utilizando más de una modalidad sensorial. Requiere, por tanto, la intervención de diferentes zonas de procesamiento cerebral de información, como la corteza más evolucionada del cerebro (la neocorteza), que está ampliamente implicada en el análisis de la información sensorial y las percepciones, o el denominado lóbulo temporal
medial del cerebro, que incluye el hipocampo, una región, como veremos más adelante, especialmente crítica para la formación de este tipo de memoria.

A diferencia de la memoria implícita, la memoria explícita puede establecerse en una única experiencia, sobre todo, como también ocurría con la memoria implícita, cuando su contenido tiene un carácter fuertemente
emocional. Gracias a este tipo de memoria sabemos, por ejemplo, quien fue Teresa DE CALCUTA, que es – o qué no es- un periodista, cuándo hay que hacer la declaración de la renta o dónde vive un amigo (memoria semántica). Es también la memoria que nos permite recordar las jugadas de gol de un partido
o lo que hemos hecho durante todo el día (memoria episódica).

Es, en definitiva, el aprendizaje y memoria sobre acontecimientos, hechos e información general.
La memoria explícita ha sido especialmente analizada en individuos con lesiones cerebrales, particularmente en el hipocampo. Un caso muy relevante por su gran repercusión en el conocimiento sobre las bases
cerebrales de la memoria, fue el de HM, un individuo que había sufrido ataques epilépticos desde los 16 años. Cuando tenía 27, ni siquiera las dosis masivas de fármacos anticonvulsivantes aliviaban su enfermedad, por lo que fue intervenido quirúrgicamente para tratar de reducir sus síntomas, especialmente la intensidad de las convulsiones. El cirujano extirpó buena parte del hipocampo en ambos hemisferios cerebrales. La operación fue exitosa y HM pudo a partir de entonces controlar sus crisis con ayuda de medicación.

Pero, sorprendentemente, la operación le ocasionó también un fuerte impedimento para formar nuevas memorias, es decir, para retener nueva información, un déficit denominado amnesia anterógrada. El paciente
olvidaba sus experiencias casi al mismo tiempo que ocurrían. Podía leer cada día el mismo periódico creyéndolo diferente. Más aún, la cirugía le produjo también amnesia retrógrada, una incapacidad para recordar ciertos acontecimientos de épocas pasadas, previas a la intervención quirúrgica.
Podía, no obstante, mantener la memoria a corto plazo, lo que le permitía mantener una conversación en base al pensamiento actual. Al parecer su déficit es permanente, pues se mantiene a día de hoy, muchos años después de la operación. A pesar de todo, recuerda bien los acontecimientos de su
infancia y, aunque resulte extraño, conserva su inteligencia general y sus capacidades lingüísticas, perceptivas y motoras. De hecho, cuando se le trata por primera vez se observa muy poca alteración en su conducta ordinaria.

Anuncios

Acerca de APRENDIZAJE Y MEMORIA HUMANA

docente en educacion superior
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a APRENDER LO INEXPLICABLE: LA MEMORIA IMPLÍCITA PRIMERA PARTE

  1. Luz Divina dijo:

    Saludo Profe…
    muy buena la dinamica d ePaul… Kiap!!!!

    la memoria implicita creo que sigue siendo algo inexplorado por tratarse del inconsciente…
    a diferencia de la explicita en la que hay un porceso consciente.

    Yo pienso que la mas desarrollado es la implicita porque con ella no necesitamos usar tecnicas para aprender algo, simplemente nos adaptamos por la necesidad y ¿por qué la explicita no es asi? seria mas facil aprendeer las teorias y cosas de la escuela… y encambio en ella tenemos que depositar cierto grado de atencion ademas de repaso y una serie de cosas para lograr fijar cierta información.

  2. Luz Divina dijo:

    en cuanto a lo de las lesiones ene l hipocampo, recuerdo que vi en la tV(dr house) y no es promo ehh jaja
    que si es en uno de los hemisferios donde esta el daño si es recomendable hacer una cirujia, porque el cerebro lo que hace es “gartar” energia y esfuerzo en tratar de hacer progresar al otro emisferio. entonces si esta parte es anulada el hemisferio que si funciona bien hara un mejor trabajo porque no estara tratando de ayudar al otro.

  3. margarita dijo:

    al leer esta parte pude difernciar el trabajo que tiene la m.explicita y la implicita; gracias a la memoria implicita puedo realizar actividades sin ningun problema y lo mas importante reconocer a mis amigos y familiares que son de gran importancia en nuestras vidas; y con la memoria explicita puedo ser concientes de mis experiencias que he tenido a lo largo de la vida.

  4. Ana Victoria dijo:

    hOla!

    Me parece muy interesante aprender sobre la memoria, en la lectura pude comprender que hay dos tipos de memoria, una es la memoria implicita que son los recuerdos inconscientes, los actos que hemos realizados o estrategias que llevamos acabo pero siempre inconscientemente, esta memoria esta formada por nuestras experiencias; la otra memoria es la explicita, aqui nosotros tenemos el conocimiento sobre el mundo y las experiencias que se han tenido a lo largo de la vida, es en forma cosciente, dentro de esta memoria se encuentra la memoria episódica (es el almacenamiento de hechos y eventos que nos han suscitado) y la memoria Semantica, (que es el almacenamiento acerca del significado que le damos a nuestras experiencias y actos)….

    Saludos!

  5. selene dijo:

    hola profe enrike!!!!!!
    en relacion a lo q le pude entender a la clase es ke la memoria implicita nos permite realizar cualquier tipo de actividades ke se nos vaya presentando sin ningun problema y la memoria explicita nos da a entender que cada uno de nosotros nos hacemos concientes de nuestroas experiencias ke vamos realizando a lo largo de la vida ya que esto nos permite aterrizar a las experiencias.
    se cuida saludos!!!!!!!!:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s